Préstamos; Generalidades y Características

Los préstamos que conceden las entidades bancarias tienen unas condiciones generales que son muy similares entre los prestamistas. Así, una de las características principales es la cantidad de dinero que podemos recibir mediante un préstamo, oscilando entre los pocos miles de euros y las decenas de miles. También son estándar los plazos de pago de los préstamos, que van desde 1 mes hasta 5 años y, en algunos casos, hasta 10 años.

Entre el resto de condiciones generales de los préstamos se entiende y acepta por ambas partes que el solicitante del préstamo, es decir, el prestatario se compromete a cumplir con los plazos de pago de forma regular.

Antes de firmar el contrato del préstamo, la entidad prestamista analiza la situación económica del solicitante para determinar si es viable que éste pague el préstamo sin problemas.

caracteristicas prestamos

La documentación necesaria para pedir un préstamo incluye documentos de identificación y de ingresos del solicitante. A partir de ello, la entidad financiera estudia la situación específica del prestatario y, en caso de ser necesario, solicita más documentos. Si después del periodo de estudio del préstamo todos los requisitos son adecuados la entidad procede a concederlo tras la firma del contrato que determina las condiciones que deben cumplir ambas partes.

Características de los préstamos

Por otra parte, hay características específicas que pueden variar en cada préstamo. Este tipo de condiciones dependen directamente del motivo por el cual el prestatario solicita el préstamo y la finalidad que le va a dar al capital. En este contexto, puede haber muchas razones, desde la compra de un bien duradero o no, la financiación de estudios, etc. Este es el motivo por el cual hay tantos tipos de préstamo para cada finalidad del cliente.


anuncios

En cuanto a las características propiamente dichas podemos definir las siguientes como las más habituales:

Diferencias entre créditos y préstamos

Con gran frecuencia, los términos préstamo y crédito se usan indistintamente para aludir a la situación en la cual una entidad presta dinero a una persona que está en la responsabilidad de devolverlo en el plazo acordado. A pesar de este hábito extendido, hay ciertas diferencias notables entre ambos términos que cabe tener en cuenta para tener una mejor comprensión de los servicios financieros.

Por otra parte, los créditos se pueden renovar en sucesivas ocasiones sin que esto conlleve una gran cantidad de trámites. Por el contrario, un préstamo se debe pagar en su totalidad y para solicitar otro es preciso firmar otro contrato. Esta es una de las grandes diferencias entre estos dos conceptos.

diferencias creditos prestamos

Además, cada tipo de servicio se orienta a un uso distinto. Habitualmente, los créditos responden a una necesidad de consumo del cliente mientras que los préstamos se realizan para que el cliente pueda efectuar pagos que, de otra forma, no podría realizar.

Conviene tener en cuenta las diferencias entre estos dos términos aunque, bien es cierto que, se suelen confundir como sinónimos. El sistema prestamista online tan en boga actualmente concede créditos, pues tanto la cuantía como el plazo de devolución son limitados y reducidos. Además, estos pequeños créditos o microcréditos responden a las necesidades económicas de los particulares, e incluso pequeñas empresas. Por lo general, se solicitan para efectuar pagos, realizar compras o pagar servicios.

A día de hoy, conseguir un préstamo es complicado debido a las numerosas restricciones de las entidades bancarias. Sin embargo, es posible conseguir créditos en estas mismas entidades o recurrir al sistema de microcréditos online para salir de más de un apuro en tiempos de crisis.

En los préstamos personales, por ejemplo, no se requiere aval pero en otros, como los hipotecarios, el mismo bien cuya compra es la finalidad del préstamo es la garantía. Las condiciones específicas están determinadas por la competencia entre las entidades financieras, pues todas ellas quieren dar ofertas atractivas a los clientes. Las ofertas cambian cada temporada y se adaptan a las necesidades de los clientes.

Debido a la crisis, algunos créditos personales son actualmente más difíciles de conseguir y las solicitudes han bajado considerablemente. Esto se debe a que las entidades no pueden permitirse el riesgo de prestar dinero a particulares que puedan caer en impago y, por lo tanto, se han visto obligadas a restringir las concesiones.

Factores que determinan el tipo de préstamo.

Antes de solicitar un préstamo personal es muy aconsejable informarse en gran medida para tomar una decisión adecuada. Hay muchas ofertas en las entidades acreedoras para cubrir las necesidades de todos los clientes y, por ello, es nuestro deber encontrar la que mejor se adapte a nosotros. De otra forma, podríamos perder grandes beneficios a largo plazo o no aprovechar todas las facilidades disponibles.

En primer lugar, la finalidad que le vamos a dar al capital que recibimos determina las opciones que nos ofrece la entidad. También hay que considerar detenidamente la cantidad solicitada y el plazo de devolución del préstamo, pues de ello dependen los intereses que vamos a abonar a la entidad. El plazo de pago es determinante en el precio que vamos a pagar por el préstamo a modo de comisiones.

Cuando hayamos determinado el tipo de préstamo, es decir, el fin al que sirve el dinero que necesitamos debemos recurrir a comparadores nosotros mismos. Esto nos permite ver las ventajas de solicitar el préstamo personal a una entidad u otra ya que las comisiones y características no son iguales en todas las entidades. Debemos dedicar el tiempo necesario a este paso para poder decidir de forma efectiva. La diferencia puede ser de unos pocos euros,  de cientos de euros o incluso miles al final de la vida del préstamo dependiendo de la cantidad prestada.

consejos prestamos al consumo

Otro de los factores determinantes a la hora de contratar un préstamo es el tipo de interés. Resulta muy tentador optar ciegamente por el tipo de interés más bajo, pues podemos pensar que este factor determina necesariamente que la comisión será inferior. Sin embargo, esto no es cierto. El plazo de pago del préstamo influye en gran medida y no solo lo hace el tipo de interés. En otras palabras, no es lo mismo financiar a un año que a cinco años, dependiendo de la cantidad que se nos presta.

Lo más adecuado es comprobar los números nosotros mismos o recurrir a la ayuda de alguien que pueda explicarnos claramente lo que nos costará el préstamo. Por lo general, tendremos que decidir entre unas pocas opciones, tal vez tan solo dos al final de nuestro periodo de decisión sobre el préstamo que elegimos y, en este paso, es crucial conocer el precio que cada una de las opciones supone para nuestro bolsillo. Como paso final, es aconsejable comprobar que vamos a disponer de suficiente dinero para pagar las cuotas durante el tiempo que dura el préstamo.

Hasta aquí el artículo de hoy. Te recordamos que puedes visitar la home de nuestra web prestamospersonalesnet.es para estar al día en todo lo concerniente a este tipo de productos financieros.

 

Importancia
Fecha de revisión
Artículo revisado
Préstamos; Generalidades y Características
Calidad
51star1star1star1star1star


anuncios

Utilizamos de cookies

Este portal utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia del usuario, además de ofrecer contenido y publicidad de interés. Seguir navegando por el sitio web implica la aceptación de cookies y de la política de cookies, acceda a este para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies