¿Ocurrió un imprevisto? Un préstamo inmediato puede ser la solución

Estándar

Hay emergencias que suceden cuando no tienes ni un euro en el bolsillo. Igualmente, hay que resolverlas de manera urgente. Ante esta disyuntiva, no te desesperes porque a través de Internet puedes resolver tu emergencia sin mayores papeleos porque la solución está en los préstamos rápidos.

Lo que te aconsejamos es que investigues y busques en las distintas webs disponibles la variedad de opciones. De esta forma, podrás seleccionar lo antes posible cómo salir de tu problema y resolverlo con este tipo de financiación que está al alcance de tus manos.

Saber identificar las circunstancias

Como usuario, antes de hacer la solicitud, debes identificar las circunstancias. Lo urgente no puede esperar, hay que solventarlo. Pero, si se trata de algo que es importante, es probable que puedas tener un compás de espera.

El secreto en cualquier caso es detectar el grado de urgencia. Si tienes que solucionarlo de inmediato, el préstamo rápido sin dudas es tu salida. Lo mejor es que esta metodología de financiación es una herramienta que está al alcance de la gente a tan solo un clic a través de numerosos sitios web que los presentan.

Lo más importante es que compares y decidas, según sea la necesidad, el recurso de financiación más adecuado a la urgencia. Eso sí, con la menor pérdida de tiempo posible.

Créditos rápidos como medio de financiación

Cuando se te presenta esa necesidad sin previo aviso, y sobre todo, cuando tus cuentas están a 0, es el momento de recurrir a un crédito inmediato.

Los préstamos son concedidos por una entidad financiera o ente privado. Conceden una cantidad de dinero determinada, un crédito que debe ser devuelto al prestatario en un tiempo que será especificado y acordado entre las partes.

minicreditos online

Para estos créditos, que se otorgan sin contratiempos, se aconseja que sean para la adquisición de un equipamiento para el hogar, para pagar un gasto médico, la adquisición de bienes inmuebles, pagar las reparaciones del coche, los gastos de una mudanza o para la remodelación de la casa.

Están diseñados para solucionar una emergencia. Es aconsejable usar este recurso de financiación para cosas puntuales y así solucionar lo antes posible.

Al contratarlo, hay que tener en cuenta los seguros, servicios o extras que necesita la entidad para poder otorgar el crédito. Ya que estos servicios incrementarán el coste absoluto del crédito.

Es de destacar que el solicitar un préstamo de este tipo no puede convertirse en una costumbre. Cuando lo pidas, es muy importante que leas bien las condiciones del contrato y las letras pequeñas para no encontrarte con sorpresas.

Importes y plazos a tener en cuenta

Entre los tipos de créditos rápidos que hay disponibles en la red, encontramos que la demora de concesión es de entre 15 minutos y 48 horas de acuerdo al tipo de préstamos que pidas.

Las alternativas son muy variadas y las plataformas tecnológicas han simplificado todos los procesos al permitir tiempos de respuesta que en realidad son mínimos.

Entre los distintos créditos rápidos encontramos los siguientes:

  • Minicréditos rápidos: Se asignan en 15 minutos y van de 300 a 1000 euros, con un 1,1? interés diario con retorno de 1 a 30 días. Es aconsejable cubrir urgencias personales.
  • Préstamos preconcedidos: Con una tardanza de 5 minutos, oscilan entre los 500 y 30.000 euros. Con el 0 al 8 ? Tasa Anual Equivalente como una referencia de orientación del coste anual de un producto financiero, de modo independiente de su plazo. El retorno va de 1 a 7 años para finiquitar proyectos personales.
  • Créditos al consumo: Estos se producen en el momento que efectúas tu compra. El importe es el coste de lo adquirido y plazo de uno a 6 meses para su retorno a una tasa de interés de 0% TIN con comisiones.
  • Líneas crediticias: Son otorgados en menos de 24 horas y se pueden conseguir entre 200 a 5.000 euros, al pagar de 2% al 5 % mensuales en un plazo de 1 a 3 años para su retorno. Es aconsejable solicitarlos para créditos muy puntuales.

Plazos largos significarán cuotas más altas

Si te decides por los préstamos a plazos largos, las entidades crediticias te exigirán más garantías al intentar blindarse y poder cubrir cualquier contingencia que se te presente en el momento de devolver la financiación, al tener en cuenta un largo período de devolución.

La desventaja es que los plazos largos implicarán al solicitante cuotas más altas, sobre todo si el préstamo queda diferido por varios años. Al final, el solicitante pagará más si lo comparas con el dinero que fue prestado, en medio de una gestión que resultará más compleja por cuanto te exigirán más requisitos y los gastos se duplicarán. Lo oportuno es evitarlos porque representan un riesgo.

Saber escoger dónde solicitar el préstamo

Esto es lo más prudente a la hora de solicitar un crédito rápido a través de Internet. Debes tener en cuenta que no es aconsejable pedir más dinero del que necesitas, porque la situación podría empeorar.

También deberás comprometerte a devolver el dinero en el plazo acordado y justificar todo el gasto de la manera correcta.

Estas entidades de financiación deben ser confiables. No deberás recurrir al denominado dinero sin garantías, motivo por el cual lo mejor es comparar las distintas alternativas para que te quedes con la más conveniente y que esté al alcance de tus ingresos y presupuesto.

Hay numerosas agencias de préstamos rápidos en Internet. No obstante, lo más inteligente es elegir la adecuada. Por eso, te aconsejamos que le dediques el tiempo y busques un excelente comparador online porque allí observarás todas las condiciones, los plazos y la cantidad de dinero que te pueden prestar y los requisitos que se necesitan para concretar la financiación.

A través de ellos, puedes en cuestión de minutos conocer todos los pasos y los requisitos para acceder de inmediato a ese crédito que te sacará del apuro económico rápidamente.

Una vez más, te recomendamos que revises bien y compares los créditos disponibles para que en poco tiempo tengas en tu cuenta ese dinero que servirá para resolver una urgencia económica bajo esta modalidad que es rápida, segura y confiable.

Prestamospersonalesnet.es es un comparador minicréditos, préstamos y tarjetas de crédito. No somos una entidad financiera ni somos prestamistas. No somos responsables en absoluto ni tenemos nada que ver con los productos que aparecen en nuestra web. No somos responsables de la exactitud, veracidad, actualidad y utilidad de los productos, contenidos y servicios ofrecidos, ni de la utilización posterior que de ellos haga el USUARIO. La responsabilidad de comprobar si la información es correcta recae en el Usuario. La confianza es nuestro lema. Prestamospersonalesnet lo conforman asesores financieros expertos en temas de finanzas. Prestamospersonalesnet.es cumple con La Ley Orgánica (LOPD). Cumple también con el Reglamento relativo a la (RGPD). Y la Ley 34/2002, de 11 de julio (LSSICE ó LSSI).

Utilizamos de cookies

Este portal utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia del usuario, además de ofrecer contenido y publicidad de interés. Seguir navegando por el sitio web implica la aceptación de cookies y de la política de cookies, acceda a este para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies